La distancia del tiempo

IMG_2763

El autobús toma rápido la curva para estacionar en su parada. Los cinco pasajeros que esperan salen de la marquesina y avanzan hacia el vehículo que frena por completo. El sonido del motor invade el ambiente tranquilo en los últimos metros de Amor de Dios. Suben de uno en uno mientras las puertas se abren. Las de atrás dejan paso a una señora mayor que, con dificultades para caminar, logra cruzar la plaza. El conductor decide encender las luces e incorporarse al carril, el sol cae y la visibilidad cada vez es menor. Las farolas empiezan a dar brillo a la calle, las ventanas de los edificios intensidad.

Casi todas las ciudades tienen sus zonas con más o menos forasteros. La Rondilla refleja la dimensión social y longeva de un barrio. El autobús que se va, deja ver a dos jóvenes de etnia gitana apoyados en un coche. Mantienen una conversación al mismo tiempo que una mujer con burka negro camina por la otra acera. Para en seco y deja en el suelo las bolsas de la compra que lleva en las manos. Un señor mayor pasea en la misma dirección a ritmo lento, la observa y aligera el paso con ayuda de una muleta. La diferencia de años juega en su contra, segundos después, la muchacha continúa su camino a paso ligero.

El sol se esconde detrás de los edificios. La mayoría son viviendas sociales destinadas a familias desfavorecidas y con ingresos bajos, símbolo de una zona unida y fraternal. Otras se construyeron en la década de los 70 con la afluencia masiva de inmigrantes del medio rural, principalmente de Palencia, Zamora y Salamanca. La limpieza de la pintura roja y amarilla moderniza la fachada, pero el paso del tiempo se queda en los cimientos. Grietas, humedades y manchones delatan el peso de los años, de los relevos generacionales que vive La Rondilla.

Otro día que la luna sustituye al sol. Las farolas iluminan el camino, los árboles desnudos se mecen con el viento del oeste, una joven con una guitarra a cuestas pasa por el callejón, los perros guían a sus dueños en el último paseo. Otro día más en un barrio que no es menos, foco del paso del tiempo y de la distancia social.

Anuncios

Un comentario en “La distancia del tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s